Presbicia significa «ojo envejecido» y aparece debido a la edad. La presbicia (o vista cansada), aparece a partir de los 40-45 años debido a una pérdida en la flexibilidad del cristalino (lente interior del ojo) haciendo de esta manera que el enfoque de cerca sea más difícil. La única manera de tratarlo es corrigiendo  la visión de cerca, bien con progresivos, con bifocales o simplemente una gafa para cerca. Otra opción es utilizar lentes de contacto de presbicia (lentes de contacto multifocales)

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DE LA PRESBICIA?

  • Visión borrosa de cerca: Se hace necesario  extender los brazos para alejar el plano de lectura y ver mejor.
  • Dolor de cabeza.
  • Cansancio tras realizar una actividad que requiera ver de cerca.
  • Para poder leer o hacer una tarea de cerca se necesita más luz.

¿CÓMO OCURRE LA PRESBICIA?

La presbicia ocurre de manera natural en las personas a medida que envejecen. El ojo no es capaz de enfocar la luz directamente sobre la retina debido al endurecimiento del cristalino natural. El envejecimiento también afecta las fibras musculares alrededor del cristalino. Esto dificulta que el ojo enfoque en los objetos cercanos. Un cristalino ineficaz hace que la luz se enfoque detrás de la retina y esto causa que empeore la visión de cerca.

En la juventud el cristalino es blando y flexible lo que permite que los pequeños músculos dentro del ojo cambien fácilmente la forma del cristalino para que pueda enfocarse en objetos cercanos o lejanos.

¿QUIÉN CORRE RIESGO DE PADECER PRESBICIA?

Cualquier persona de más de 35 años corre riesgo de desarrollar presbicia. Todas las personas pierden cierta capacidad de enfocar en objetos cercanos a medida que envejecen, pero algunas lo notarán más que otras.

¿CÓMO PREVENIR LA PRESBICIA?

Según algunos expertos, la ingesta de algunos alimentos y suplementos nutricionales podría retrasar su aparición, pero esto aún no ha sido demostrado. Al igual que con la realización de ciertos ejercicios oculares. Como hemos explicado anteriormente, al tratarse de una afección que aparece como consecuencia del envejecimiento, no hay nada que podamos hacer para evitarlo.
La pérdida de elasticidad de la lente es algo inevitable, pero puedes seguir estos consejos para mantener los músculos oculares bien entrenados y tratar de mantener la vista en forma, aunque como hemos dicho anteriormente, la presbicia no se puede evitar.

Consejo 1: Si trabajas frecuentemente con el ordenador, concede a tu vista una pausa de al menos 30 minutos al día. Relaja tu vista mirando por la ventana el paisaje que se encuentra fuera.

Consejo 2: Invierte tu tiempo libre en actividades al aire libre. Un bonito paseo o una excursión en la montaña o el mar son los mejores ejercicios para tus ojos.

Consejo 3: Una alimentación saludable, utilizar gafas de sol en cualquier época del año y no fumar, pueden ayudar a retrasar la presbicia, o más bien, a cuidar tu salud visual en general.